Durante el Embedded Systems Expo (11-13 mayo, Tokio) Toshiba Information Systems presentó AirSwing, una interfaz de usuario que puede ser operada al estilo de Minority Report empleando una cámara y sin requerir hardware caro ni recursos sustanciales de la CPU para trabajar.

AirSwing muestra un menú y una imagen semi-transparente del usuario en pantalla, de manera que detecta los movimientos gestuales superpuestos sin necesidad de usar dispositivos de entrada convencionales (ratón, teclado, etc.).

De acuerdo con Toshiba, el software sólo utiliza cerca del 3% de la potencia de un procesador ARM 11 a 400MHz, lo que significa que tienes procesador de sobra para ejecutar sus “diagnósticos pre-crimen”.

Aunque no es tan complejo como los actuales sistemas de juego (Project Natal, Sony Motion controller y Wii Motion Plus) o el iPoint 3D, resulta una solución multimedia ideal para escaparates digitales en los centros comerciales y espacios públicos, como su similar.


Video

Fuente:
Crunchgear